Image for post
Image for post
Del sitio Proyecto Tamakepalis (Ayuda entre hermanos)

La canción que tiende un puente entre los dos fatídicos 19´s de septiembre

Una nueva versión de Un aplauso al corazón, del músico Guillermo Briseño, pieza dedicada al cantautor Rodrigo González, quien murió en el sismo de 1985, circula en la red con la idea de recaudar fondos para el proyecto de reconstrucción “Tamakepalis”, de la Unión de Cooperativas Indígenas Tosepan Titataniske de Puebla, en el cual también participan la Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y otras instituciones educativas.

Hace 32 años ocurrió lo que en la memoria colectiva de los mexicanos quedó asentado como El terremoto del 85. Era un 19 de septiembre, la tierra cimbró y devastó a la Ciudad de México, 12 mil 843 personas fallecieron, de acuerdo a cifras que en el 2015 al fin publicó el Registro Civil de la capital del país.

El 19 de septiembre del 2017 volvió a temblar, en medio de simulacros, conmemoraciones y la extraña coincidencia, otra vez se derrumbaron edificios, recintos y casas en la Ciudad de México, Morelos, Puebla, Oaxaca, Guerrero y otros estados, también murieron varias personas y como en el 85, la población se volcó a la calle para ayudar.

El primer terremoto, se llevó a “Rockdrigo González” y a su compañera Françoise Bardinet. La ciudad se inundó de un olor a muerte, pero también como muchos lo han relatado, de organización y solidaridad. Un aplauso al corazón primero fue una carta, luego una canción que Briseño escribió como un gesto de tristeza y esperanza ante la muerte de un amigo y lo que surgía alrededor.

¡Qué te cuento! / Que la bárbara ciudad recibió un tajo / Una lanza desde el centro del planeta / Disparada al corazón desde algún ritmo / Por la furia de un guerrero siempre oculto

La composición renació tras el último sismo, es un puente entre los dos 19´s de septiembre. Comandadas por el compositor y pianista, las voces de Natalia Marroquín, Marisol Portilla, Verónica Ruíz, Nayeli Stanfield y María Veras, narran la devastación pero también la valentía de la gente para levantarse del desastre; aplauden la solidaridad que surge cuando hay razones para juntarse, y piden que ojalá ésta se quede para siempre.

Hoy se dice que la ausencia de ustedes y sus cosas / Más el miedo y los olores del derrumbe / Han cambiado para siempre nuestra historia / Me parece, que la gente se levanta del desastre / Que ha encontrado una razón para juntarse / Y ponerle al futuro un ultimátum / Un aplauso al corazón y me despido (fragmento)

“La canción busca ser útil para la gente en sentido simbólico, pero también en lo concreto y constructivo”, se menciona en la página donde es posible donar distintas cantidades a cambio de adquirir el audio y el video musical.

Todo lo recaudado será para comunidades indígenas y campesinas que habitan esta zona de Puebla que colinda con el Estado de México y Morelos, muy cercanas al volcán Popocatépetl como Santa Cruz Cuautomatitla y San Miguel Tecuanipa, municipio de Tochimilco, donde hubo deslaves y agrietamientos peligrosos por lo que es necesario construir casas muy seguras.

En entrevista, Guillermo Briseño cuenta que al mismo tiempo en que las Sirenas (las cantantes que forman parte de su proyecto) le propusieron grabar un video de la canción en días posteriores al sismo, Aurelio Fernández, director del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales de la BUAP, le llamó para preguntarle si quería colaborar en la reconstrucción de comunidades en esta parte de Puebla.

“Por supuesto que dije que sí, entonces grabamos un video que nos quedó muy bien, pero no nada más entramos con eso, yo me permití invitar a las reuniones que se realizan, a Carlos González Lobo y Oscar Hagerman, arquitectos muy reconocidos que tienen una visión de construir casas tomando en cuenta a la comunidad para su diseño, considerando el suelo, los materiales, el clima y costumbres de la región. Hagerman lo ha hecho en muchos lugares del país y ahí están con nosotros”.

Sobre cuál es su visión sobre la organización ciudadana que surgió tras los sismos, opina que es algo que se reconoce en todos lados, pero lo que realmente le gustaría es que ese impulso comunitario y social dure, porque es la manera en la que la gente se va a librar de tantos gobiernos corruptos, autoritarios, impositivos. “En todo caso nuestras comunidades indígenas, la gente pobre, es la heredera de todo ello, no los dueños de los ranchos como Fox (el expresidente de México)”.

“En el 85 nacieron algunas organizaciones que hasta la fecha sobreviven, pero yo tengo particular aprecio y fe en las organizaciones campesinas porque son legados ancestrales, tienen un respeto por la tierra, una visión más horizontal de sujeto a sujeto… Debemos conocer la herencia de los pueblos indios sobre el respeto a la comunidad, el trato intersubjetivo, no de sujeto a objeto como nos trata el poder, con mucha arrogancia, displicencia y discriminación”.

La primera versión de aquella canción de duelo y esperanza

Un mes después del sismo del 85, muchos artistas organizaron en el Auditorio Nacional el Festival Una Razón para Juntarnos, aludiendo a un verso de esta canción y en donde sonó por primera vez.

“La historia está muy contada, la noticia de Rockdrigo me cimbró, yo me quedé muy triste y le escribí una carta, luego se volvió una canción que presentamos y en la que participó mucha gente: Betsy Pecanins, Amparo Ochoa, Tehua, Margie Bermejo, Eugenia León, Caíto, todos los que éramos del Séptimo Aire: Juan Carlos Novelo, Sabo Romo, Octavio Espinoza “El Sopas”, Hebe Rosell y mucha gente de la Nueva Canción. Muchos ya no están, con ellos fue posible encontrar solidaridad, porque en ese tiempo en el rock no la había, era muy difícil”, cuenta quien también dirige la Escuela de Música del Rock a la Palabra.

Cantarla, dice, desató pasiones, por un lado la solidaridad, el afecto del público, por el otro, la envidia de algunos músicos que hicieron todo lo posible porque no se tocara, aunque al final todo salió bien. Luego enfatiza: “pero eso fue hace 32 años, lo que importa es lo de ahora, no quiere decir que el pasado no importe, 32 años después sucede lo mismo, de eso estamos hablando. Lo que logramos es una versión emocionante, fue muy lindo hacerlo, está viva”.

¿Qué le toca a los artistas, a los músicos ante los desastres, cómo se puede ayudar y de qué manera?

Yo no puedo decir que se sumen a lo que hago, pero lo que sí te puedo decir, es que a los que están dispuestos a escuchar y colaborar, les abro mi casa, mi corazón. Yo no soy dueño de la solidaridad, en este caso fueron las muchachas, ellas lo propusieron, tienen una vocación de solidaridad desarrollada.

Hay algunos artistas que forman parte de la sociedad sumisa ante el poder y celebran en la televisión lo que los centros del poder político, económico y cultural hacen, pero hay otros que se dan cuenta que todo eso está corrompido, pervertido, que ha degradado el gusto popular e impedido que otros artistas se desarrollen fuera de los vicios que les imponen los medios comerciales para poder sobrevivir. Dime si es fácil para los artistas librarse de la presión que ejerce Televisa o TV Azteca, afortunadamente ahora existen las redes sociales, ahí está sonando esta pieza y le ha ido muy bien, necesitamos que además le pongan (dinero) porque construir casas es caro (risas).

Ojalá los artistas mexicanos se den cuentan que es mas fácil reunirse, sumarse, solidarizarse en lugar de estorbarse o minimizar al otro, lo que hay que hacer es hacer muy bien lo suyo, eso implica escuchar, aprender del otro.

Pintores, cineastas, actores, músicos, poetas, pueden informar, dar conclusiones en las obras que realizan, su papel también puede ser fantasear, criticar a través del humor, también si se puede, no nada más quejarse, acompañar al pueblo, a las comunidades, a la parte activa, a la que no se deja, ojalá la puedan acompañar con sus producciones en la medida que la sociedad se los permita, como ahora en los pueblos devastados por el sismo.

Para descargar la canción y ayudar en la reconstrucción

FUNDACION TOSEPAN AC
BANCO MERCANTIL DEL NORTE SA (BANORTE)
Hidalgo #217, Centro, CP 73800, Teziutlán, Puebla
No. de CUENTA: 0452551235
CLABE: 072 672 00452551235 4
SWIFT CODE: MENOMXMT
Sucursal: 2262 Teziutlán
Referencia Numérica: 911
Referencia alfanumérica: TAMAKEPALIS y/o nombre del donante.

Blog de periodismo cultural, social, musical. Dolencias existenciales, historias, reflexiones, cavilaciones.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store